Deporte infantil y juvenil

¿Quién mira a tus hijos? Prevención y protección del menor deportista.

Por:

Mtra. Nury M. Suemy Moguel

Psicóloga Deportiva

 

Un hecho desafortunado que se ha observado en el mundo del deporte infantil y juvenil  es la presencia de personas ajenas al deporte que ingresan a los centros deportivos para fotografiar, interrogar y aproximarse a los menores de edad. Estos hechos representan un grave peligro para los menores quienes, por desconocimiento, pueden colocarse a sí mismos en situaciones de riesgo de abuso físico o sexual al proporcionar demasiada información personal, ya sea de manera directa o a través de las redes sociales. Es por ello que padres, profesores de educación física y las mismas instituciones deportivas deben aprender a proteger a los niños de estas situaciones tomando acciones al respecto.

Padres.

  • Cuide lo que publica en redes sociales. Aunque como padres nos es tentador presumir los logros que van manifestando nuestros hijos, es importante ser prudentes sobre el tipo de fotografías que se suben y la información que anexa. En algunos deportes los niños compiten con ropas muy justas o escasas, algo que para nosotros puede parecernos muy natural y sin maldad miramos a nuestros hijos así cada día, pero en manos equivocadas pueden terminar en redes de pornografía o catálogos de niños. Recuerde que cualquier imagen puede ser descargada con facilidad. Asimismo evite publicar datos muy concretos como fechas y lugares específicos de competencias. Finalmente prefiera publicar en pasado, es decir, una vez que el evento haya terminado y su niño esté a salvo en casa.
  • Mantenga la vigilancia. La tranquilidad acostumbrada, el hecho de saber que están en un centro educativo, que ya son más grandecitos o el sexo del niño (en el caso de los varones) suele relajar a los padres y bajar la guardia al dejarlos ir y venir solos o descuidarlos mientras juegan libres por la cancha. Desafortunadamente los pedófilos y sociópatas analizan patrones de comportamiento buscando facilidades para cometer ilícitos.
  • Mantenga comunicación estrecha con otros padres de familia para que puedan apoyarse en caso de detectar cualquier hecho inusual como el ingreso de alguien extraño. Para ello necesitará tener cercanía con otros padres y saber quiénes son nuevos en el deporte y quienes son ajenos.
  • Cuide la intimidad de su hijo. Si su hijo practica su deporte con ropa muy escasa (como es el caso de natación) prefiera cambiar al niño con ropa de calle antes de sacarlo del centro deportivo. Asimismo, utilice siempre los baños para cambiarlos.

Niños y jóvenes.

  • Sean prudentes sobre su conducta. Cambiarse la ropa en público puede ser natural para ustedes y sus padres pero puede captar la atención de personas inapropiadas y ponerlos en riesgo.
  • Tengan precaución con personas extrañas, no importa si éstos aseguran ser fotógrafos, personal de prensa o cualquier otro, toma en cuanta que para fotografiarte o entrevistarte legalmente se requiere la autorización de tus padres.
  • Si alguien adulto (ajeno o conocido) te molesta, hace comentarios inapropiados o se te aproxima con frecuenta, cuéntalo a los padres cuanto antes.
  • Si por alguna razón debes alejarte demasiado de tu área de entrenamiento (para cambiarte, etc.) informa a un adulto y evita ir solo.

 

Instituciones y áreas deportivas.

  • Vigilancia. No subestime la importancia de invertir en personal de seguridad, tanto en los accesos a sus centros deportivos como de personal que circule dando rondines a lo largo del mismo. A mediano plazo podría ahorrarle muchos problemas legales y prácticos.
  • Identifique claramente a su personal, a través del uso de uniformes y gafetes. Si es posible identifique también a todo usuario que ingrese, incluyendo padres y familiares. Los pases de visita pueden ser útiles para familiares que acuden a competencias. Asimismo los uniformes pueden ser prácticos para identificar rápidamente cuando algún adulto no pertenezca al lugar y ayudará a los niños a reconocer a quiénes pueden permitirle su confianza.

Nuestros hijos son seres invaluables, usted puede protegerlo tomando algunas medidas muy sencillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s