Alto desempeño

Los 4 pilares del entrenamiento mental del árbitro.

Por: Nury M. Suemy Moguel Núñez.

Psicóloga Deportiva.

No es fácil ser árbitro. Concentración, gran condición física y temple emocional son algunas de las cualidades que caracterizan a los árbitros más dintinguidos pero el desarrollo de la tecnología hace que los ojos de la gente y los medios se vuelquen hacia ellos de manera despectiva. En el presente artículo abordaré cuatro áreas a considerar en el entrenamiento mental que deben seguir los árbitros de deportes de espectáculo.

Los árbitros, jueces y referees desempeñan un rol central en el deporte, el cual rara vez es reconocido hasta el momento en el cual comete un error. Para poder desempeñar su labor de requiere de un profundo conocimiento de la técnica, reglamentos y contar con las condiciones físicas que le permitan desempeñar con eficiencia su labor (por ejemplo agudeza visual y auditiva así como la condición física para seguir el ritmo del partido o evento).

Tal vez el elemento más complicado sea poder mantener la resistencia mental al mismo nivel que la física. ¿A qué me refiero? Tomemos por ejemplo a un árbitro de fútbol el cual debe de tener la capacidad física para seguir el ritmo de los jugadores en el partido, pero al mismo tiempo, debe mantener los procesos mentales al 100%, por encima del agotamiento físico (lo cual es sumamente complicado ya que el aumento de la activación física interfiere con los procesos mentales superiores como la toma de decisiones y la concentración). Mantener la mente clara cuando se está agotado, presionado por más de 20 personajes en la cancha y en medio del acoso de la audiencia, no es fácil.

Hoy en día escuchamos constantes críticas con respecto a su desempeño debido a que tecnologías como la cámara phantom son capaces de señalar detalles mínimos desde diferentes ángulos, sin embargo hay que recordar que la máquina no opera contra fatiga ni presión.

La gran cualidad de la mente humana radica en su capacidad para aprender y fortalecerse. Quienes trabajan en el área del arbitraje y jueceo pueden reforzar sus habilidades a través del entrenamiento mental. Existen muchas herramientas que pueden serle de utilidad pero yo recomiendo hacer énfasis en las siguientes cuatro áreas:

  1. Manejo de la presión y estrés. Bajo presión las habilidades mentales trabajan con un buen margen de error, es por ello que el aprendizaje de técnicas de autocontrol psicofisiológico y mental serían de gran utilidad en la cancha. Si decide iniciar un programa de entrenamiento mental, está sería la primera temática a trabajar. Los progresos en esta área beneficiarán también a las demás.
  2. Concentración. En la mayoría de los deportes el foco de concentración cambia de amplio a estrecho y de interno a externo pero el deportista tiene la oportunidad de relajar la concentración en algunos momentos (descansos, series, cambios de jugador, etc.), cosa que los árbitros no tienen ya que incluso en esos momentos suelen estar en coordinación con los organizadores, consultando con sus compañeros o pasando puntajes. En la cancha el foco de atención varía de amplio a estrecho con pocas o ninguna ocasión para relajarse. Esta área puede fortalecerse trabajando ejercicios específicos y en presencia de distractores.
  3. Toma de decisiones rápidas y precisas. Las acciones en el deporte se dan rápidamente y tomar una buena decisión es tan importante como tomarla rápido. Combinar ambas opciones requiere de un gran esfuerzo mental, más aún si se trabaja bajo estrés y fatiga física. Saber aprovechar la experiencia pasada para tomar mejores decisiones a futuro es una cualidad que se requiere entrenar, especialmente en los árbitros más jóvenes.
  4. Manejo del conflicto. Además de regular el partido y aplicar el reglamento los árbitros se enfrentan al descontento de los deportistas, entrenadores y audiencia, teniendo que aguantar ofensas, actitudes desafiantes y hasta agresiones. Es ahí donde el temple de un carácter formado y bien entrenado debe relucir, mostrando la entereza que caracteriza al buen árbitro y utilizar habilidades de negociación para amortiguar el sobresalto emocional de quienes le rodean. Existe un amplio repertorio de estrategias que pueden aprenderse tanto para manejar el autocontrol personal como para mediar los conflictos a su alrededor.

Como dije, estas son solo algunas de las muchas áreas que pueden y deben fortalecerse en quienes fungen como autoridad en el terreno de juego. Para comenzar un plan de entrenamiento mental y complementar tu preparación como árbitro, contáctame y diseñaré un plan personalizado acorde a sus intereses.

(999)9100906

psicodeportemex@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s