Alto desempeño

¿Cómo influye la percepción del tiempo en el deportista?

Por: Mtra. Nury Moguel Núñez.

Psicóloga Deportiva.

La percepción del tiempo comprende una de las múltiples percepciones especializadas del ser humano. En el deporte, la percepción del tiempo tiene un efecto importante en el desempeño deportivo en diferentes disciplinas, particularmente debido a que la administración de los propios recursos energéticos va a depender en gran medida de la conciencia de cuánto tiempo quede disponible para el partido, carrera, etc.

Piense, por ejemplo, en los deportes de resistencia como el maratón o la natación en los cuáles el deportista debe ir dosificando el nivel de esfuerzo para poder rendir a lo largo de cada una de sus kilómetros o series. En estos casos, el deportista debe mantenerse concentrado en su propio ritmo (de zancada o brazada) para no agotarse prematuramente. En ambos casos, el ritmo de su movimiento se verá fuertemente influenciado por la percepción del tiempo y de su propia velocidad. ¿A quién no le ha sucedido en alguna ocasión que un compañero, maliciosamente, se pegue demasiado  produciendo un efecto de “jalón”, es decir, mostrando un ritmo más rápido que, de no cuidar el propio movimiento, terminará por hacernos acelerar el ritmo y agotarnos antes de lo previsto.

Nuestra percepción del tiempo resulta e sí un recurso valioso porque influye en nuestra ejecución, por lo que es importante observarla, ser conscientes de ella. Sin embargo, existe otra razón por la que es de vital importancia monitorear la percepción del tiempo y es el hecho de que refleja el estado emocional interno.

La percepción rápida se refiere a cuando tendemos a percibir que el tiempo pasa demasiado rápido, casi sin darnos cuenta. Esta percepción de tiempo es predominante en los estados emocionales positivos. Sin embargo es importante de vigilar porque puede producir que se nos acabe el tiempo que deberíamos haber distribuido sabiamente para una ejecución (algo muy común en el ajedrez). Bajo presión, la percepción rápida puede llevarnos a tomar decisiones precipitadas e impulsivas.

La percepción lenta, es decir, percibir que el tiempo no trascurre o transcurre muy lento, es común de los estados emocionales negativos y puede ser particularmente muy difícil de manejar. Esta situación es común cuando el partido va en nuestra contra y básicamente el equipo está esperando a que suene el silbato para salir de ése agobio, entonces, es común sentir que el tiempo no pasa. Puede presentarse también en entrenamientos muy intensos o cuando el deportista ha visto deteriorada su motivación.

En la siguiente imagen podemos observar cuáles son las emociones asociadas con cada tipo de percepción.

percepción del tiempo

Si deseas asesoría personal para aprender a regular tu percepción del tiempo o tus emociones y así favorecer tu rendimiento, solicita información para agendar una asesoría en línea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s